Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Barbie: estereotipo femenino

¿Quién no ha tenido una barbie de pequeña? ¿Quién no ha aspirado alguna vez a tener su glamour, belleza y esbelta figura? ¿Quién no ha deseado tener a un Ken?

Fui una de las niñas a la que traumaron con las barbies, la que se moría de envidia cuando sus amigas traían sus muñecas originales y costosísimas...

¡Ah! sí porque las hay de diferentes categorías: las del mercadito de un plástico maleable y traslúcido, las que te vienen de regalo con el chizito, también están las buenas imitaciones que se asemejan mucho a las originales, pero que difieren en el mínimo detalle de que se les puede sacar la cabeza, cosa que no sucede con las auténticas. Finalmente las originales, aquella perfección de látex, que arranca suspiros a las más pequeñas de la casa, las de hermoso rostro y medidas perfectas, el sueño de toda niña.


Inclusive para aquellos interesados y tal vez con mayor capacidad adquisitiva cada cierto tiempo se sacan versiones de la muñeca conmemorativa a distintas festividades en el mundo, como también algunas que emulan a las artistas más cotizados del momentos, como la barbie de Shakira, por ejemplo. Mis favoritas son las que se hicieron representando a cada país o las que simbolizan momentos importantes en la historia, como la barbie hippie. 




Este producto ha pasado por muchas etapas desde su debut el 9 de marzo de 1959 en la American International Toy fair, una conocida feria de juguetes en New York. Con los avances tecnológicos las cualidades y presentación de la barbie ha ido cambiando a través de las décadas, lo que permaneció intacto es la escencia. A pesar de que es una industria gigantesca que mueve miles de millones de dólares al año, no ha perdido su encanto.





La barbie como tal, ha crecido, mejorado, desarrollado y adaptado. A medida que la mujer iba escalando posiciones en la sociedad, este juguete lo ha informador, sacando versiones como la barbie veterinaria, doctora, ejecutiva, diseñadora, constructora, incluso realizando labores antes solo reservadas a los varones.
 
Tengo innumerables recuerdos de mi infancia relacionados a la barbie, no desistí hasta que mi papi me comprara mis muñecas originales. Mi madre siempre consentidora me ayudó a armar la famosa casa de la barbie, recuerdo que poco a poco me iba comprando el cuarto, el comedor, la sala... aunque no logré completarla, por lo menos acoplando las demás piezas de mis amigas lográbamos armar una majestuosa mansión.

 Mi infancia no estuvo plagadas de lujos, lo que sí era es que los estudios eran y son la prioridad, estudié en colegio de monjas o católico, jamás acabé de acoplarme al sistema, aunque no era antisocial se me hacía difícil entablar amistades relevantes, es decir tanto así como para vernos después de la escuela para jugar. Lo que sí hacía con mis inseparables amigas de barrio.

Barbie 50 Aniversario

 En ocasiones no había donde jugar, no siempre nuestros padres estaban dispuestos a dejarnos jugar en casa. Momento preciso para ingeniárnosla, teníamos que hacerlo en cualquiera de las aceras de la casa una de nosotras. Esto representaba que nuestros preciados juguetes se empolven y puedan perderse, pero se comparaba a la alegría que nos causaba crear una realidad ficticia en la cual éramos grandes y lo podíamos todo, en la que teníamos una gran mansión y jugar a ser felices.


Barbie va más allá del estereotipo femenino, de la materialización de la mujer de apariencia física perfecta. No solo es un juguete para las pequeñas de la casa que anhelan con tener una, es una fuente de creatividad, les permite crearse roles sociales, pretender ser grandes, imitar lo que ven en casa.Esto puede llegar a ser muy complejo, pues en el mundo barbie no todo es fantasía y felicidad, al plasmar todo lo que perciben de su alrededor, las niñas, recrean problemas, situaciones de la cotidianidad que las involucran en problemas los cuales intentan resolver.


Barbie española
Este singular juguete marcó mi vida, me enseñó a apreciarme como mujer, a descubrir que ser mujer es un gran motivo de orgullo y qué no existe limitaciones de género.

Comments
3 Responses to “Barbie: estereotipo femenino”
  1. Mi hija tiene una gran colección de Barbie...¡Que viva la muñequita!!

  2. trisoft says:

    que interesante post, es cierto hay juguetes que marcan la vida de las personas, pero lo que no me gusta es que las ninas jueguen a ser grandes, siemrpe las madres compran munecas a sus hijas y la primera siemrpe es una muneca de un bebe para que lo cuide, acaso su mama quiere que su hija pequena ya tenga una hija??? ..... pienso que de alguna u otra forma los padres (por costumbre o no, queriendo o no) tienen la culpa que tenga actitudes de grandes cuando son pequenas.

  3. Es muy cierto lo que dices, pero también depende de la enseñanza que le den los padres a sus hijos. Todo estímulo que recibimos las personas al nacer debe ser bien intencionado y acompañado de un mensaje adecuado. Esa es la labor de los grupos primarios. Gracias por comentar.

Leave A Comment

Followers

Twitter

You can replace this text by going to "Layout" and then "Page Elements" section. Edit " About "