Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Día 1

Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que mis dedos se deslizaron por estos lares. Mi ritmo de vida ha cambiado vertiginosamente, seria mentir afirmar que no tengo tiempo para dedicarle a este blog he atravesado una sequía inspiracional que me hundió a un estado de flojera y tedio fatal, negándome a escribir el sinfín de cosas que me acontecían.

Ahora que lo vuelvo a hacer (escribir) siento que mis pensamientos fluyen como la miel entre mis labios. Mis dedos se pasean por el teclado como si lo hicieran por las imperfecciones de un cuerpo perfecto para amar.

Traigo muchas novedades, espero sacar en diciembre mi anhelado blog de sexo y así compartir con todos lo poco que he podido aprender empíricamente, así como con el genial aporte de libros que convenientemente cayeron en mis manos, muchos he perdido en el camino, pero las enseñanzas quedaron.

Ahora quiero compartirles mi felicidad, para resumir actualmente me dedico a lo que me fascina: el diseño, entre otras cosillas; además de estar locamente enamorada, por que no puedo estar enamorada no más. Todo lo que hago lo hago (valga la rebusnancia) es con una abundante dosis de demencia. En cuanto a la personita solo diré que es todo lo que esperaba y más.

Esto último no significa que ya no habrá pútridos poemas de desconsuelo y desamor, lo que sí es que habrá más sexo impregnado en ellos.Finalmente para no hacer tedioso este reencuentro les aviso que empezaré a publicar un cuento, será en partes.Espero que lo sigan, sin nada más un beso eterno.





Me gustan las mujeres


Dia1:


No estoy al pendiente de los día que pasan, es natural que casi nunca esté segura que día es, pues es un dato intranscendente en mi vida, suelo recurrir a el para redactar un documento, dar un examen o simplemente porque me dio curiosidad súbita (Es un día especial que inicia como cualquier otro).

Si no fuera por que hoy es mi cumpleaños y mis amigas venían repitiéndomelo desde hace días no sabría que es 7 de agosto, no solo cumplo años sino también hoy se cumplen 3 meses desde que todo terminó con André- André fue su amor fortuito de 9 meses, jamás había deseado tanto a un hombre, todo hasta que se convirtió en una obsesión.

Es un tema que no logro superar, no se debe a que haya sido una ruptura difícil, es porque él dio por terminado algo que nunca empezó. Ahora no me quiere ver y no escatima esfuerzos en disimularlo. Acepto que he insistido, muero por verlo. Tengo la leve seguridad de que al verme no podrá resistirse y que me besará con esa fuerza y pasión que lo caracteriza. Sueño con sus besos, sus abrazos, esa enervante sensación de sentirme dueña de lo más anhelado, aquella hechizante manera de hacerme suya y alejarme de todo lo demás. Es por eso que se niega a verme, sabe que caerá.

Tampoco me he ofrecido en bandeja de plata, he buscado ocasiones para que se propicie el encuentro, astutamente los ha evadido. O sencillamente no le interesa verme, pensar en eso devasta mis fuerzas. Es por eso que ya no lo pienso, ahora estoy evocada de lleno a mis estudios, este destierro de él me ha vuelto más antisocial, sin querer me he alejado de mis amigos, mientras escribo esto pienso en que eso no debe pasar, debo de refugiarme en ellos, son mi fuerza- La ruptura de la relación con André ha hecho que se aleje de su familia y amigos.

Su rechazo me ha cambiando en muchos aspectos, ahora creo seriamente que el amor es algo totalmente metafísico y espiritual, el sexo es netamente carnal e irracional. He llegado a la conclusión de que no existe hombre bueno para mí. 

Reconozco que mi mayor debilidad es el maltrato y de eso vivo, por eso necesito a ese hombre. Aquel que me maltrataba y me daba sin piedad en el amor. Ahora él sabe que negándome su maltrato me hace infeliz, por eso me encuentro así: decepcionada del amor.

En este tiempo de soltería y desasociego no he rechazado salidas y la he "pasado bien" con amantes ocasionales, he aprendido a ser fría e indomable, aborrezco tanto como adoro el sexo, detesto el "después de" y no hay sentimientos por involucrar.

Ahora son las 8 de la mañana de un lunes frió y gris de invierno, me dirijo a la universidad, no creo que mis amigos me hayan preparado algo, lo que sí es que iremos a comer y después tomaremos algo, lo cual no creo que se prolongue demasiado.

Sin embargo no es un cumpleaños cualquiera, cumplo 18, la mayoría de edad (No se trata de un evento que anhelaba o que me quite el sueño, hago todo lo que supuestamente tiene permitido un mayor de edad desde hacía 2 años); debido a que el fin de semana pasado como "previas" salí a tomar con unos amigos ahora pienso en algo más relax.

El tráfico en la avenida Alfonso Ugarte es una mierda, siempre tengo que hacer hígado a esta hora, la pereza pudo más y no logré despertar a tiempo y ahora estoy con el tiempo ajustado. Con suerte llegaré dentro de los 10 minutos de tolerancia que otorgan a la primera hora, ¡Cielos! tendré que correr, con lo adolorida que quede de la entrepierna por la excesiva faena de la noche anterior, de suerte me puse zapatillas, eso facilitará la gracia, lo que me jode son los estúpidos y desempleados (vergüenza para estar en décimo y noveno ciclo) alumnos que se chorrean en las bancas de la entrada arengándonos para entrar a clases, como si de una carrera de caballos se tratase.

Tengo entre mis manos un libro de Margatire Duras, quiero leerlo, pero ciertas imagen perturba mi pensamiento: Pasada la media noche del domingo después de leer la versión digital de los diarios más conocidos y checar mi reader al paso, me dediqué de lleno a visitar mis blogs de sexo preferidos, encuentro una fascinación inexplicable por mujeres de bellezas exóticas, miradas penetrantes y atributos marcados. Las observo, las deseo, las imagino.

Cierro los ojos por un momento e imagino que muerdo sus senos, que son mías y se oponen a ser devoradas por la insaciable avidez de mis dientes.

Abro los ojos y estás ahí, tu cabello está mojado, me miras de reojo. Ojos grandes, labios golosos, mejillas pálidas, vistes de negro, la ropa te queda ceñida, tus piernas están cruzadas. Será que lo estoy imaginando, pero percibo cierto estremecimiento de su cuerpo al clavarte la mirada. Me encantas, deliro por perderme entre tus senos, morderlos hasta saciarme. Luego llegué a la universidad, me paro y busco la baranda para cogerme, evitando caerme cuando el carro frene con violencia. Te miro por última vez, es mi manera de despedirme. Estás huidiza, me rehuyes la mirada, la tienes ocupada en tus apuntes, me voy con tu esencia.

Como lo predije me toca correr, me quedan 5 minutos...continuará




Los personajes y nombres mencionados en este relato pertenecen a una realidad paralela o ficción absurda.




Compartir

Comments
4 Responses to “Día 1”
  1. CaRoll says:

    nunca abandones ese hermoso don d escribir, espero x la segunda parte, m encendiste jaja

  2. jajaja que bueno, espero que esa flama de pasión no se apague. Gracias

  3. Ronald says:

    excelente vecinita..me atrapa.

  4. Vine de casualidad por aquí y.. bueno, escribes super bien.. suerte n.n

Leave A Comment

Followers

Twitter

You can replace this text by going to "Layout" and then "Page Elements" section. Edit " About "