Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cuando la planificación te encuentra a ti

Si crees que voy a decirte qué es la planificacion, como se hace, o cuáles son los pasos, puedes cerrar esta página, no me molesto.

Si aún sigues ahí, pues quiero que sepas que tengo mucho que contarte.

Cuando pequeña planificaba cuál seria el siguiente regalo que pediría, qué relación tendría con el contexto que se vivía y buscaba argumentos que sustentaran mi solicitud. Y no es que recibiera regalos todo el tiempo, pero tenía una madre muy consentidora, que dentro de sus posibilidades gustaba traerme algún presente del mercado, me había malacostumbrado y como dicen 'hecha la ley, hecha la trampa'.

Estaba en un torbellino sin salida, engreída y soberbia, me creía merecedora de todo tipo de engreimientos. Eso se reflejó en mi actitud relajada en el colegio, no tenia estímulo para ser buena, igual estaba mi dadivosa madre para darme lo que le pedía.

Sicólogos, una hostigante profesora y sobre todo la gran preocupación de mi madre me sacaron de ello, entonces entendí que debía planificar el cambio, analizar cuáles eran mis fortalezas y oportunidades, de esa manera ser la estudiante que mamá quería, al principio me esmeraba mucho, era consciente de todo el tiempo perdido, luego fue algo, digamos, espontáneo, no necesitaba estudiar demasiado, eso de estudiar me iba bien, me fascinaba.

No paso mucho para que los profesores lo notaran y se vea reflejado en mis notas. Era lo que se denomina alumna sobresaliente y lo mejor es que jamás me estresé por las notas.

Entonces tenía gran parte de mi vida planificada, mantener la línea cognoscitiva ascendente y seguir dando lo mejor de mí, terminar el colegio, empezar la universidad, estudiar comunicaciones y ser una gran periodista que tapara la boca a todos esos papanatas que hacen su show televisivo en los noticieros matutinos.

Había algo que no tenia en cuenta: la literatura, solía ser de las jovencitas que andaba por la calle con un libro en frente mirando con el rabillo del ojo que se atravesaba en el camino para esquivarlo, por esa época devoré libros como una bestia insaciable y era feliz, llenaba mis vacíos emocionales con historias situadas en Europa, el caribe, hasta República Checa me fui, así dejaba de pensar en aquel amor que me pagaba mal.

También escribia poemas, muchos, cientos, qué sera de ellos... Entonces no quería que la planificación de mi vida profesional pasara por alto esta pasión. Estaba convencída que en algún momento todo se complementaria.

A veces la planificación no sale como esperabas, o en todo caso, tras el análisis de la primera etapa del plan de ejecución te das cuenta que hay q hacer algunos ajustes.

Así fue, la carrera había matado con lo poco que quedaba de mi vena literaria amateur, los textos informativos que me pedían en la universidad aprenda a redactar a la perfección me decían que era una pésima escritora y que a lo mucho escribiría en mi agenda Pascualina, donde la única lectora sería yo y mi alter ego.

Eso confieso me devastó, esa era la habilidad que me hacía sentir orgullosa, junto a mi , disque yo, capacidad de liderazgo. La planificacion otra vez sí, sí... Reorganice mis habilidades, era buena diseñando, eso me decían mis profesores de diseño, y a mi me gustaba, le tenia cierto escepticismo ya que lo consideraba algo muy 'tecnico', con el respeto de mis amigos diseñadores, ahora no pienso igual.

Cambie de ruta, 'keep calm and relax', jamás he tenido miedo a empezar de cero, con 18 años menos, otro de mis talentos perdidos, era la creatividad, si podemos llamarlo así, todo somos creativos, solo que digamos se me hacia más sencillo fumar de la buena y ver cosas que quizás otros obviaban.

Me pregunté en que rubro podía explotar aquel talento y otra de las cosas que me gustaban era la publicidad, la verdad no estoy segura si la conocía así. Y es que estaba en otro torbellino... como a los 7 años, no quería mucho de la vida, estudiaba, estaba por encima del promedio, destacaba en los cursos de marketing, sociología y afines, pero tenia el corazón destrozado, hecho añicos, no creía en el amor, solo en los buenos momentos. Estaba asumiendo una postura escapista, hasta cobarde.

Con todo este conflicto empecé en aquel loco mundo publicitario, sin planificarlo, sin proponérmelo, inclusive en digitales, un mundo que ya me tenía fascinada desde que había llevado el curso de periodismo digital. Estaba loca, Como escribir para la web, Web 2.0, eran mis referencias.

La verdad no estaba muy cómoda como diseñadora, me había propuesto ser buena y cuando me propongo algo lo cumplo. Luego de un año ya estaba más cuajada, sabía lo que quería, tenía unas ganas indescriptibles de comerme al mundo entero y aprender todo lo que pueda.

Me di cuenta como toda mi sensibilidad literaria se había convertido en mi diferencial y aquellas historias leídas en libros en mi backup para entender a un mundo que aún no conocía. Jamás había sido tan consciente de mi yo consumidor, y a partir de ahí entender al mismo, ponerme en sus zapatos, en sus necesidades y aspiraciones, podía olerlo, sentirlo, pensar como él. Era más multifacética y menos engreída, me di cuenta que si quería algo tenía que decirlo, las personas no tienen traductores incorporados marca Flavia2000, las cosas funcionaban así, siendo directos, sin tomar las cosas a titulo personal y todo debe ser bienvenido porque es feedback, del cual podemos sacar algo positivo.

Nuevamente la planificacion me perseguía, me pedía explorar ese yo analítico, investigador, creativo y hasta explosivo, para diseñar estrategias que hagan que las marcas realmente conecten con sus clientes. Yo que no solía planificar nada, ahora me hago llamar planner y quiero que mis estrategias construyan almas.

Espero hayas disfrutado este largo recorrido. Te invito a planificar lo que haces y aunque suene forzado, la planificación no siempre proviene de un proceso lógico y fundamentado, la experiencia me ha enseñado que los datos son importantes en la medida que sepas sacar lo mejor de ellos,si tu análisis es lo suficiente profundo y desmenuzado como para convertir esas cifras en latidos de corazón, pálpitos que te dicen qué dirección tomar, no eres un buen planner. Empieza analizándote a ti, hazte un FODA, analiza tu entorno, tus fortalezas, tus oportunidades, veras que no es duro, todo lo contrario, sera un ejercicio enriquecedor.

Saludos.


PD: Les dejo algunos enlaces útiles


Manual de buenas prácticas de Planner Estratégico
El Blog de Carito Kanashiro, aunque no es reciente, es muy bueno el contenido Elplanningempiezaencasa
El Planning según Antonio Monerris
El curso que quiero llevar en Miami Ad School de Madrid


Compartir

Leave A Comment

Followers

Twitter

You can replace this text by going to "Layout" and then "Page Elements" section. Edit " About "