Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Discurso moralista

Nada es lo que parece, es gaseoso, efímero, imposible estar cien por ciento seguro, pero qué sucede cuándo no es nada de lo que una vez pensaste, todo fue mentira, construiste un castillo de naipes, te metiste un balazo al cerebro. Ahora piensas que eres parte de su maldad, te sientes parte de ella, eres mala, insensible, egoísta y ya nada tiene sentido.


¿Algo tuvo sentido alguna vez? Todo es relativo, hasta las acciones, son una cadena de estímulos los que nos motivan a realizar una acción, podemos conjeturar qué pasó para obtener ese resultado, pero difícilmente sabremos lo que realmente pasó, como en un teléfono malogrado, a menos que regresemos a la fuente y puede que esta ya esté alterada. Todo es relativo, hasta lo que vemos, oímos... y lo que sentimos también es relativo?, pues no sé, a veces influyen las circunstancias, lo que se percibe, pero acaso todos esos factores externos no determinan nuestros sentimientos y es eso lo que los hace reales, eso sí.

Todo absolutamente todo, parte de algo, viene de un todo, es parte de una cadena...No eres malo porque te hice malo, eres malo porque siempre lo fuiste, porque fui ciega y no quise ver que el amor lo idealiza todo, y me maltratabas, como yo a ti, pero no por maldad, fueron las circunstancias, y ahí están nuevamente los malditos factores que influyen en nuestras actitudes. Ya no quiero pensar en eso, estoy abatida, decepcionada.

Recuerdo cómo se empaparon mis ojos cuando vi de qué estabas hecho y no reniego de lo que vi, finalmente era la verdad ante mí, pero siento lástima ahora, sí eso también. Ahora no hay nada, solo un sentimiento llamado, quiero lo mejor para ti y si para eso tengo que ser sincera: eres una cagada, es un discurso moralista que está de más, pero esa conclusión viene de alguien decepcionado que pensaba que eras otra cosa, abismalmente distinta a la que eres ahora, hay remedio, pero no depende de mí, jamás tuve que ver en eso. 

¿Es tan fundamental sentirse querido? según mi terapeuta sí, todo empieza cuando te amas ti mismo, te gustas, así como cuando ves a una linda chica, empieza así, te gustan tus manías, tus talentos, aceptas tus defectos y luchas por superarlos. Es el primer paso, en la medida que te ames y cultives tu cuerpo, tu conocimiento, tu espíritu serás atractivo para los demás, desarrollarán amor hacia ti, pero eso no es lo fundamental, lo primero es que te ames, y de esa manera vendrán a ti personas que amen eso que tú mismo viste en ti, lo verán, apreciarán y cuidarán tanto como tú, ahí dale paso al amor, imagino (porque aún no sé) que será hermoso.


Es un discurso moralista que está aquí dando vueltas, como todas mis Flavadas está abierto a la discusión.

Bom día.


Flavia





Compartir

Leave A Comment

Followers

Twitter

You can replace this text by going to "Layout" and then "Page Elements" section. Edit " About "