Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Oesed: En ficción

Hay personas que nacen para ser y otras que nunca lo serán...


Quizás tú nunca lo serás, pero él lo fue. Hay personas que nacen para serlo, pero no lo descubren hasta que por malabares del destino se encuentran con la llave que desata su verdadero yo. ¿Eso fui yo en tu vida? ¿una llave? hice que dejaras salir lo que realmente eras y descubrir contigo insospechadas pasiones. Sin saberlo viví buscándote, deseando sacar todo ese dolor fuera, esperando encontrar a alguien que me ayude a dejar de sufrir con todo y sentir placer.

Entonces siempre fuiste tú, ya no lo serás más, lejos estás y mi corazón ya no te quiere, mi cuerpo se castiga, no deja de pensar en ti. Lo habría dejado todo, si me pedías que te esperara lista para sentir tu dolor, así lo habría hecho, pero no, partiste, me obligaste a recoger mi orgullo y alejarme de ti. 


¿Cómo eras, en serio quieres saberlo? ¿Ya no lo recuerdas? eras un lienzo en blanco, no habías probado casi nada... eras estrujable, suave, dulce como un algodón de azúcar, eras adictivo sin pretenderlo, desde siempre quise comerte, eras irresistible. Ocultabas algo sí, necesitaba saberlo. Estuve buscando toda la vida algo que tú no sabías que podías dar.

No recuerdo qué dije o qué hice para activar eso en ti. Aunque me engañaba sabía que toda esa bondad se apoyaba en algo oscuro y maligno. Deseabas que lo pidiera, con cada beso y muestra de idolatría, relucía tu deseo de destruirme, hacer de mí la obra de tu odio y desprecio al mundo, eras un sociopata más, aborrecías la forma en que la vida te trató.

Sabes, pero no estoy molesta, lo que nos pasó lo he revivido en mi mente una y otra vez, con distintos finales. He vivido en ficción muchas veces lo nuestro. He deseado en las sombras el flagelo de tu amor engañoso. 

¿Qué decías al inicio? decías muchas cosas, prometías no hacerme daño jamás, afirmabas temer lastimarme,  jurabas amarme por siempre. Creo que siempre supiste que nadie iba a hacerme sentir como tú, esa es mi condena. Ahora los dos sabemos que fue así, desaté en ti maldad.

Ahora son solo recuerdos, qué sabré yo si me volveré a topar a alguien como tú, quizás esta vez no tenga que ser yo la que lo despierte, tal vez el viene y hace conmigo lo que tú sabías hacer muy bien. 



Compartir

Leave A Comment

Followers

Twitter

You can replace this text by going to "Layout" and then "Page Elements" section. Edit " About "