Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Menos lástima, más amor propio

Cuándo renunciar a algo? qué tiene que pasar para convencernos de que ya no tiene sentido y debemos dejarlo. Existen límites establecidos por el ser humano: dignidad. Sin embargo en el terreno de las emociones todo es tan subjetivo... más allá de eso debemos saber identificar hasta donde el corazón puede aguantar. De mi apreciación personal todo se basa en un análisis de la situación, identificar cuáles son los agentes de la situación, léase ex pareja, el amante, la relación misma, depende de la situación; y ver cuánto nos afecta esto, tanto positiva como negativamente. Esta perspectiva puede parecer egoísta, pero en realidad es elemental para tener una visión clara de la situación, de este análisis saldrán decisiones más asertivas.



Hagamos un breve ejercicio de afrontación de la situación:

- Qué es lo que realmente quiero: A mi parecer es la parte más difícil, reconocer lo que realmente quieres y decidir ir por ello, significa muchas veces renunciar a la zona de confort, o enfrentarse al verdadero problema. Es cuando te preguntas, toda esta pataleta, todo este drama, qué es lo que quiero finalmente? continuar? terminar todo? retomarlo?.

- Cuáles son los hechos: Sé que leer todo esto te hará pensar que todo está muy frío y es poco probable que en una situación emocional pensemos en todo esto, pero para eso están los errores y son ellos los que nos preparan, la idea es ser cada vez mejor. Es cuando debemos ver las cosas tal cuál son, quizás la persona que amamos con todo el corazón nos ha lastimado terriblemente, o somos nosotros los que actuamos mal, no se trata de encontrar culpables, si no aceptar las cosas como realmente son.

- Tomar decisiones: En base a este análisis lo que sigue es tomar decisiones, por nuestro propio bien, ya sea dejar a esa persona que a veces erráticamente amamos, empezar de cero, entre otros.

- Cerrar el círculo: Lo peor que podemos hacer en la vida es dejar cosas inconclusas, palabras sin decir, desterrar dolores a una parte del alma donde se acumula la frustración. Si tienes algo que decir, así solo sea "Sorry", dilo, vamos es necesario. Quítate ese pensamiento de que pierde el que ama más, el que da su brazo a torcer es el que está en desventaja, el amor no se trata de perder y ganar, el amor se trata de aprender. A veces en ese camino es necesario ceder, sí, para dar paso a la verdad. 

No pretendo dar un instructivo de cómo resolver estas situaciones, quizás solo les cuento cómo no deben hacerlo, porque son los errores en los que he caído. Algo que me hizo entender muchas cosas del amor y de la vida, fue lo que pasó entre Lily y Marshall (personajes de la serie HIMYM de Craig Thomas y Carter Bays) en 9x21 "Daysi". Les cuento brevemente, ellos se encontraban en un momento crucial de sus vidas, por un lado ella tenía la oferta laboral de sus sueños, ir a Italia a trabajar como curista; mientras que él ser nombrado juez; ambas razones importantes, pero no se podían dar ambas, por lo menos no en ese momento. Empezó la nada razonable lucha de razones, típico en las discusiones, salieron temas del pasado, rencillas no solucionadas, cosas que no se dijeron en su momento,cosas que nunca se disculparon. Me quedo con la forma en la que afrontaron la situación, por sobre todos sus problemas entre ellos hay amor, Lily algo egoísta, Marshall algo descuidado, pero ambos ven como su principal bien la consideración mutua que se tienen, por eso Marshall al descubrir que Lily espera su segundo hijo, decide hacer realidad el sueño de su esposa, ya que ella le está dando la más grande alegría, su segundo hijo. Aquí el análisis no seria que él perdió, si no que ambos tomaron una decisión a favor del amor.





Compartir

Leave A Comment

Followers

Twitter

You can replace this text by going to "Layout" and then "Page Elements" section. Edit " About "