Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Mujeres: ¿El sexo débil?


Estamos perfectamente creadas para dominar el mundo ha ha ha. Los traemos locos, nos dirán dramáticas, complicadas, históricas, caprichosas, engreídas, pero cómo les gusta nuestro puchero de desaprobación. Durante la regla nuestro cuerpo atraviesa una serie de procesos químicos, estamos vulnerables, no es acaso el momento preciso para los machos alfa saquen a relucir su masculinidad, que no vengan con cojudeces de "ay amor no me hables de esas cosas que me dan cosa", no!!! Gilipollas!! Necesitamos cariño (el doble de lo normal) comprensión, mimos (la gran mayoría) y sobre todo protección. No te preocupes querido macho, serás recompensado. Después del estresante periodo la naturaleza te regala 5 hermosos días de intenso amor y tu chica estará muy contenta de dártelos, si has sido recíproco claro.
Hace unos meses fui a ver un unipersonal con unos amigos, seguro han escuchado de él, El Cavernícola de Gonzalo Torres (sí, Gonzalete de Pataclaun). Me dejó pensando, reflexioné un par de días, tenía tanta razón, por un lado me sentía tan impresionada de la capacidad de análisis del actor (que en algún momento trabajó en la agencia donde laboro actualmente, qué cosas no?), por otro sentí una revelación ante mí, es como si la verdad siempre hubiera estado ahí.

El tema principal era las diferencias entre los hombres y las mujeres, desde una perspectiva de la prehistoria y principalmente basándose en el punto de vista de la relación de pareja. Datos sutentados por la neurociencia, historia, sociología, antropología y todas las demás logías que acá aplican.

Me llamó la atención también la simpleza con la que definió el comportamiento social de los hombres y mujeres, ellos se rigen bajo la filosofía de la negociación, donde se evalúa el aporte de cada integrante del grupo y a partir de eso se definen funciones. En cambio las mujeres somos colaborativas, lo hacemos casi todo en grupo. Pero lo interesante acá es lo que pasa cuando estos dos mundos chocan, estas heterogéneas formas de pensar, él busca que ella haga algo (o le de algo) para actuar; mientras que ella espera que el actúe desinteresadamente, porque en su grupo todas se dan soporte desinteresado. Entonces ellas dicen "los hombres son egoístas, interesados, no tienen iniciativa...los hombres no me entienden, por lo tanto son unos IDIOTAS!!.

Algo que no fue verdaderamente una revelación, pero con los ejemplos que me dio me permitió entender, la incapacidad que tienen los hombres para dividir su atención, no me consta si esto es algo general, pero lo he visto muchas veces. Él ve la tv, tú le hablas, le cuentas tu vida, estás ansiosa por compartirle el último chisme de tus amigas y él esta "literalmente" metido dentro del televisor, molesta no?. Tolerancia o una linda lencería para eso. 

Queda la moraleja: no somos iguales y es una realidad, somos dos mundos, que se complementan y como dice mi querido Benedetti,no hay que imponer nuestras reglas, una relación es de dos, hay que empezar de cero y crear reglas nuevas, reglas que funcionen para los dos. Además no existe amor perfecto, a veces (muchas veces) hay que ceder, no se trata de ganar o perder (esto ya lo dije antes), no es una competencia. Aprender a sobrellevar los contratiempos es un trabajo de todos los días.

Al final de la obra me sentí extraña, mencionó muchos episodios de la convivencia. Antes cuando me recordaba en esa época me consideraba una bruja dictadora, sentía que fui muy dura. Después del Cavernícola entendí que esas cosas pasan e inclusive en el amor y la convivencia es una cosa dura, es manejar nuestros genios, el cansancio de las cosas de la casa, es todo un proyecto. Ahora me he reconciliado con esa parte de mi vida, tengo ganas, muchas, quiero volver a convivir en algún momento, creo que así como fui dura, fui dulce y consentidora a morir. 

No existe sexo débil o sexo fuerte, es de humanos permitirnos ser vulnerables, de qué otra manera conoceríamos la alegría si no conocemos el dolor. Cuando te entregas a algo puedes salir victorioso o no, pero eso no lo sabrás hasta que finalmente no lo intentas. Me gustó mucho el discurso de Emma Watson sobre el feminismo, coincido en gran medida. Dejémosno de tonterías, las chicas queremos un hombre que nos proteja en los días lluviosos y uno que tenga la capacidad de contarnos lo que le pasa por la cabecita, sus problemas, sus miedo, quizás no con la fluidez con que lo haría una amiga, pero compartir sus cosas ya es bastante para nosotras. También estamos para protegerlos, todos tenemos derecho a tener días grises.

Buenas noches, un beso enorme :).



Compartir

Leave A Comment

Followers

Twitter

You can replace this text by going to "Layout" and then "Page Elements" section. Edit " About "